Publication:

Revista G - 2021-11-19

Data:

Reglas claras

CADE EJECUTIVOS / ESPECIAL

Daniel Velandia ECONOMISTA JEFE DE CREDICORP CAPITAL

La claridad y estabilidad en las reglas de juego son factores fundamentales para la inversión privada. De ahí que la mayor incertidumbre que ha enfrentado el Perú durante los últimos meses, particularmente por cuenta de propuestas como un cambio de la Constitución o la renegociación de contratos en sectores clave para la economía, haya conducido a un deterioro en las expectativas de inversión para los próximos trimestres. Esto se vio reflejado en la caída del índice de confianza empresarial a su nivel más bajo en la historia en agosto para un choque interno, lo que sugiere que la inversión privada se contraería en el 2022. En este escenario, la bolsa cayó 33% entre febrero y agosto, mientras que las tasas de los bonos soberanos a 10 años saltaron cerca de 120 puntos básicos, a 6,2% entre la primera vuelta presidencial e inicios de octubre. Con todo, el presidente del BCR, Julio Velarde, afirmó que flujos por cerca de US$ 13.000 millones salieron del país hasta agosto. Ahora existe evidencia de que en las últimas semanas la salida de capitales se ha desacelerado, mientras algunos inversionistas extranjeros han retornado al mercado, permitiendo una recuperación parcial de los activos de riesgo: la bolsa ha rebotado cerca de 30% desde su mínimo de agosto, mientras que las tasas de los títulos a 10 años han bajado cerca de 20 puntos básicos. La confianza empresarial se ha recuperado durante dos meses consecutivos. ¿La razón de todo esto? Una moderación de las propuestas del Gobierno, demostrando el efecto nocivo que suelen generar propuestas extremas. Aún se necesitan acciones concretas que quiten de la mesa las propuestas que más inquietudes generan, para así lograr que se retome una senda de crecimiento económico sostenible. Y, para ello, la inversión privada es determinante.

Images:

© PressReader. All rights reserved.