Publication:

Revista G - 2021-11-19

Data:

MINA CON PROPÓSITO

ESPECIAL

De las 10 categorías que incluye la encuesta de Las Empresas Más Admiradas (EMA) de Arequipa en la presente edición, Cerro Verde ha sido la única de las top 10 que ha tenido como sus dos principales atributos —que motivan la admiración de los ejecutivos encuestados— “Compromiso por Arequipa” y “Sostenibilidad”, característica que sobresale ante los riesgos que representa para una comunidad una actividad extractiva cercana a la principal urbe de la región (27 km). En relación con el primer atributo, Julia Torreblanca, vicepresidenta de Asuntos Corporativos de Cerro Verde, considera que ha destacado la estrategia diseñada por la compañía para enfrentar la emergencia sanitaria, impulsando el desarrollo de tres ejes fundamentales: la provisión de equipamiento médico para el sector de la salud, la ayuda en la mitigación de los efectos de la pandemia en sectores vulnerables y la ejecución de acciones para reactivar la economía local. “Con el fin de acelerar el proceso, Cerro Verde implementó un plan de reactivación agrícola que benefició con asistencia y soporte técnico a 1.400 agricultores del área de influencia, quienes recibieron 3.000 kilos de semillas de 12 variedades, de forma que se asegure su campaña agrícola”, subraya Torreblanca, tras agregar que se garantizó la venta de los productos mediante la organización de ferias itinerantes, que permitieron que 130.500 visitantes pudieran adquirirlos. Sobre las medidas aplicadas en cuanto a sostenibilidad, la ejecutiva destaca el impacto continuo de los proyectos de Cerro Verde en la región para mejorar la gestión de las aguas del río Chili, como la construcción del sistema de tratamiento de agua potable y la planta de tratamiento Miguel de la Cuba Ibarra, que abastece a más de 350.000 arequipeños. “Además, se retiraron los desagües que llegaban al río Chili y se trataron las aguas residuales de Arequipa Metropolitana a través del sistema de tratamiento de La Enlozada”, agrega Torreblanca. La obra ha tenido un gran impacto en la salud de la población, y también en actividades como la agricultura, el turismo y el cuidado del medio ambiente. “Se ha podido recuperar flora y fauna del río Chili amenazada por la contaminación. Hoy se trata aproximadamente el 95% de los desagües de Arequipa Metropolitana, los que antes se vertían sin tratamiento alguno a ese río”, indica.

Images:

© PressReader. All rights reserved.