Publication:

Revista G - 2021-11-19

Data:

PREMIO AL AUGE DE LA REGIÓN

ESPECIAL

Germán Chávez Rector de la UCSP

Es una alegría dirigirme a ustedes en el marco de la tercera edición del premio a Las Empresas Más Admiradas (EMA) de Arequipa. Participar en esta iniciativa de PwC Perú y la revista G de Gestión es para la Universidad Católica San Pablo una nueva oportunidad de acercarse, como lo venimos haciendo desde hace 24 años, de manera positiva, al empresariado regional. ¿Qué hace una universidad como la San Pablo involucrada en un proyecto así? La respuesta a esta pregunta no puede ser otra que “cumplir con su misión”. Como institución, vivimos una clara vocación de servicio y proyección a la sociedad que busca, desde el corazón mismo de la universidad, ayudar a diferentes sectores a crecer y consolidarse en el marco de la búsqueda del bien común y el profundo respeto por la persona humana. En ese contexto, se inscribe nuestra decisión de aceptar la invitación de PwC Perú y G de Gestión para organizar, ya desde el 2019, la entrega de este reconocimiento a las empresas arequipeñas que destacan por sus buenas prácticas y, con ello, colaboran en el fortalecimiento del tejido empresarial regional. Este año, de forma particular, reconocemos el esfuerzo empresarial en un contexto complejo y desafiante. La pandemia y la crisis sanitaria, la crisis política que evidencia falta de liderazgo de alcance nacional y regional, con la consecuente inestabilidad social y económica, han planteado serios retos que las organizaciones reconocidas en EMA 2021 han sabido asumir y superar. Últimamente nada parece sencillo de resolver, pero, como recuerda San Pablo, “la tribulación produce constancia; la constancia, la virtud probada; la virtud probada, la esperanza”. Y en medio de tantas complicaciones es bueno saber que existen empresas que, además de ser ejemplo de una correcta gestión en medio de tanta turbulencia, son también un enorme signo de esperanza para toda la región. Son esperanza porque con su trabajo nos recuerdan que el esfuerzo honesto trae siempre frutos buenos. Son esperanza porque muchas de estas empresas nacieron del seno de una familia y se mantienen como tales hasta la fecha. Son esperanza porque su contribución al desarrollo regional no solo se puede medir en cifras, sino también en miles de vidas impactadas positivamente. Son esperanza porque nos recuerdan que Arequipa es una tierra fecunda que, pese a todas las adversidades que pueda atravesar, sigue siendo un espacio en el que se puede crecer, vivir y buscar un futuro mejor. Quiero, finalmente, a nombre de la Universidad Católica San Pablo, renovar el compromiso asumido como institución de alentar y acompañar el crecimiento regional también desde iniciativas positivas como EMA. Hacerlo constituye para nosotros un compromiso con nuestra identidad y también un testimonio de amor por Arequipa.

Images:

© PressReader. All rights reserved.