Publication:

Revista G - 2021-11-19

Data:

VALOR COMPARTIDO

ESPECIAL

Orlando Marchesi Socio principal de PwC Perú

En los últimos meses hemos aprendido distintas lecciones. Por un lado, nuestro país cumplió 200 años como república independiente en medio de la incertidumbre política y la crisis sanitaria; por otro, aún existe preocupación debido al impacto de la pandemia sobre el desarrollo económico y social a escala mundial. ¿Por qué reconocer a las empresas más admiradas? En momentos como este, en medio de la incertidumbre, cuando más se necesita de un liderazgo consciente, capaz de tomar decisiones difíciles por el bien común, en este tercer año en que entregamos el premio a Las Empresas Más Admiradas (EMA) de Arequipa, de la mano de G de Gestión y la Universidad Católica San Pablo, queremos celebrar la capacidad de liderar renunciando a las certezas. No es fácil planear para el futuro en un mundo tan cambiante, pero es ahí donde radica el éxito de las organizaciones reconocidas con el premio EMA. Nuestro país tiene todavía un gran camino por recorrer. La pandemia y la incertidumbre política amenazaron con golpear el desarrollo económico del Perú, visto como muy prometedor en el ámbito regional durante las últimas décadas. Sin embargo, los líderes empresariales comprometidos con generar valor, más allá de las fronteras de sus organizaciones, han convertido los retos en oportunidades, gracias a la capacidad de innovación y transformación, pilares que indiscutiblemente posee una empresa admirada. Arequipa es una ciudad con gran influencia en la economía nacional. El desarrollo de la región ha permitido generar empleo y oportunidades, factores críticos para la tan ansiada reactivación económica. En un contexto como este resulta indispensable evaluar el impacto de la actividad de las empresas, medir, de cierta manera, cómo sus acciones contribuyen a la sociedad. Es decir, identificar a aquellas que cumplen un rol más allá del buen desempeño para sus accionistas. Consideramos que las empresas reconocidas en esta nueva edición de EMA Arequipa son ejemplos por su gran contribución a la región y al país. La gran lección del bicentenario es el valor compartido. Solo será posible trabajar los grandes temas en agenda si los sectores público y privado coordinan esfuerzos. Las grandes demandas, la agenda 2030, la acelerada transformación y las brechas que aún persisten en la sociedad en cuanto a acceso a recursos y equidad de género nos exigen una visión global y la capacidad de poner como prioridad la visión del país que queremos. Esperamos que el reconocimiento de Las Empresas Más Admiradas de Arequipa sirva de motivación para seguir generando confianza en el sector privado, con capacidad para impulsar el desarrollo y crear oportunidades de crecimiento en la región.

Images:

© PressReader. All rights reserved.