Publication:

Revista G - 2021-11-19

Data:

global DE TALLA

VISTAZO

Nunca los servicios logísticos cumplieron un papel tan crucial a la hora de salvar vidas. El transporte de vacunas contra el COVID-19 desde los centros de producción hasta los países que las requieren es uno de los hitos más importantes de la industria. Y también es un desafío en marcha, pues, según Our World in Data, poco más del 50% de la población mundial ha recibido al menos una dosis. Solo en la región, DHL ha entregado más de 120 millones de vacunas. En el caso del Perú, DHL Global Forwarding fue el primer proveedor logístico que trajo las dosis inmunizantes al país a principios de este año. “Hemos sido el proveedor logístico líder a escala global para los sectores farmacéutico, lifesciences y biosciences durante décadas y por ello hemos desarrollado las capacidades operativas necesarias para la entrega de vacunas, como el control de temperaturas”, comenta Tim Robertson, CEO de DHL Global Forwarding, Americas. En el caso del Perú, DHL se ha encargado de todas las entregas de vacunas de Sinopharm y AstraZeneca, que hasta el momento suman más de 24 millones de dosis. Cada importación requiere un contrato específico con el Estado peruano, el cual se asigna tras un proceso de licitación. “En muchos países de Latinoamérica aún seguimos entregando vacunas para primera y segunda dosis. Estimo que esto va a continuar al menos durante la primera mitad del próximo año”, indica Robertson. En adelante, cuando ya se haya inmunizado a toda la población, el CEO de DHL Global Forwarding, Americas considera que, “en países como el Perú, donde la producción local de vacunas no es muy frecuente, vamos a jugar un rol anualmente con la importación y entrega de dosis de manera estacional”. “El Perú siempre ha sido una parte muy importante de nuestra red logística, no solo en las Américas, sino alrededor del globo”, afirma Robertson. En la actualidad, DHL Global Forwarding cuenta con seis almacenes (tres en el Callao, dos en Punta Hermosa y uno en Lurín). En los últimos 12 meses, la compañía ha invertido medio millón de dólares en optimizar estas locaciones. También se han realizado inversiones en tecnología con la finalidad de automatizar procesos y actualizar los sistemas de gestión de los almacenes. En cuanto a estos últimos, la mayoría de almacenes de DHL Global Forwarding en el Perú son multicliente. Así, uno de ellos es el cliente ancla y posteriormente se agregan otros para reducir los costos para todas las compañías. “Espero que el próximo año empecemos a desarrollar nuevas locaciones. Si bien la economía se ha ralentizado ahora, somos optimistas y consideramos que mejorará en los próximos meses”, comenta Ricardo Barrios, gerente general de la operación peruana de DHL Global Forwarding.

Images:

© PressReader. All rights reserved.