Publication:

Revista G - 2021-11-19

Data:

Inmobiliario de verano

CONTENIDO

Inversiones en segunda vivienda y el home office fuera de Lima serán tendencia. Las posturas divergen a la hora de decidir el destino de una inversión, pero hay algunos factores que siempre entran en discusión. A raíz de la inestabilidad política en el país, muchos se cuestionan la posibilidad de invertir en el extranjero como una forma de proteger sus activos. Veamos algunos factores, recomendaciones y posturas sobre el destino de inversión cuando hablamos de una segunda vivienda. Para empezar, se puede hacer una larga lista de asuntos por considerar: precio, ubicación, valoración del mercado en donde se planea hacer la compra de la vivienda, condiciones de financiamiento. Sin embargo, si se va a pensar en invertir en el extranjero, se sugiere buscar un asesor financiero que apoye en el proceso o una persona de confianza en el país de destino. Eddy Silvera, vicepresidente de AV Financial Group, añade que otros factores son la posibilidad de obtener visa o estatus de residencia asociado a la compra de vivienda o a la situación económica, social y política del país donde se comprará la vivienda, así como la disponibilidad de financiamiento y el marco regulatorio. Álvaro Arbulú, socio de Tributación Financiera de EY Perú, señala que, si se invierte en otra jurisdicción, es importante verificar si la tasa de interés será menor a la rentabilidad. “Lamentablemente, en el Perú las personas naturales no pueden deducir gastos financieros por la adquisición de segundas viviendas que sean destinadas a alquileres, aunque este tipo de reformas promoverían el mercado en lugar de desincentivarlo”, asegura. Por su parte, Alejandrina Figari, directora de Latam en Usa ( compañía dedicada a la inversión y a la migración hacia Estados Unidos), indica que el análisis debe enfocarse en evaluar elementos relacionados con rendimiento, seguridad y plusvalía de la propiedad. Para la especialista, hacer una inversión inmobiliaria en Estados Unidos presenta las siguientes ventajas para cualquier inversor: en primer lugar, una devaluación de la moneda mínima o no existente; segundo, dolarización del patrimonio; tercero, plusvalía o aumento del valor del inmueble comprobado a lo largo de los años. Y, finalmente, una seguridad jurídica que protege la inversión. “Independientemente de la coyuntura del Perú actual, nuestro consejo como expertos en inversiones inmobiliarias y aspectos tributarios y migratorios para inversionistas o empresarios latinoamericanos es diversificar sus inversiones para minimizar los riesgos que nuestros propios mercados presentan”, concluye. LA APUESTA PERUANA En el otro extremo están los que creen que, una vez superadas las turbulencias políticas, el sector inmobiliario peruano volverá a posicionarse como uno de los pilares de la economía nacional. Alfonso Vigil, CEO de Libre Inmobiliaria, señala que se deben considerar con mucho cuidado las debilidades naturales de invertir en un mercado foráneo; por ejemplo: el desconocimiento natural de ese mercado, el modelo del negocio, los tiempos y actores que participan en la escena, los impactos tributarios legales y cómo abordarlos, además de la barrera natural de los valores de tickets superiores a los que podrían conseguir en el Perú. “Nosotros alentamos la inversión en este país para segunda vivienda señala Vigil. Sin embargo, se deben considerar siempre la salud del desarrollador en función de su solvencia, el momento en el que se encuentra el proyecto, si es financiado por un banco comercial”, afirma. Renzo Vassallo, director general del Grupo Desarrolla+, es de la misma idea: invertir en el Perú sigue siendo la decisión correcta. “Este es un país que, a pesar de la inestabilidad política que vivimos desde hace varios meses, sigue con buena calificación en variable riesgo-país de Latinoamérica (está entre los tres mejores). Eso te brinda la capacidad de encontrar excelentes oportunidades en créditos hipotecarios para el financiamiento”, manifiesta. Ofrece, asimismo, algunos asuntos claves para sustentar su posición: tasa de interés baja para hipotecario y bajo costo de movilidad.

Images:

© PressReader. All rights reserved.