Publication:

Revista G - 2021-05-21

Data:

RIESGO AFÍN

ESPECIAL / BANCA, SEGUROS Y AFP

Las bondades de un seguro, así como su capacidad expresada como financiamiento, son muchas veces infravaloradas por el ciudadano de a pie. A ello hay que sumarle la informalidad. Sin embargo, hay razones para mostrarse optimistas con el mercado asegurador peruano. Por un lado, actualmente la penetración de seguros en el país es menor al 2% del PBI, lo que significa que aún hay un camino importante por recorrer. Y, por otro, la crisis sanitaria ha acelerado algunos procesos que desempeñarán un rol importante para llegar a más personas. Para Miguel Diestra, subgerente de Gestión Estratégica de La Positiva Seguros, la bancarización y la digitalización han experimentado un gran avance este último año. “La pandemia, que limitó el uso de canales presenciales, ha permitido que las compañías desarrollen proyectos de digitalización en poco tiempo, lo cual, en condiciones normales, tomaría años”, asegura. Es así que las empresas de seguros se preparan para innovar en su experiencia al cliente, con nuevos productos que demuestren que son más necesarias que nunca. Para ello, buscan colocar a la persona en el centro de la oferta de productos y servicios. María Félix, gerente de Innovación y Experiencia al Cliente de Pacífico, señala que es su objetivo continuar diseñando productos más simples, accesibles y que vayan acordes con las necesidades puntuales de las personas. Brinda algunos ejemplos que buscan cubrir necesidades específicas. Por ejemplo, un nuevo seguro oncológico de bajo costo llamado OncoRespaldo, que ofrece al asegurado una indemnización ante un caso positivo de cáncer. Asimismo, seguros vehiculares en los que solo se paga por los kilómetros recorridos. “O, entendiendo que hay quienes viven solos, con amigos, en pareja o en familia, en casa propia o alquilada, adecuamos los seguros de hogar para que las personas puedan elegir exactamente qué asegurar: solo la infraestructura, solo tus bienes o ambas cosas”, comparte. RENOVACIÓN DEL VALOR Tras la última avalancha de siniestros por el COVID-19, los seguros de vida y salud han sido los más afectados, por la mayor cantidad de casos registrados, y este efecto va a continuar en el 2021. Sin embargo, Diestra señala que, debido a las cuarentenas, se ha reducido la siniestralidad en los ramos de “no vida” (vehículos, SOAT), lo que compensa en parte lo que viene ocurriendo en los seguros de vida. “Es por ello que el efecto de los siniestros depende también en gran medida de cómo está compuesta la cartera de cada compañía, la inclinación de riesgo que tenga y la composición de su cartera de inversión”, indica. En cuanto a los retos a corto plazo, la penetración es un punto fundamental que se debe resaltar. Para Félix, el principal reto es lograr que las personas tengan cada vez más conciencia de la importancia de asegurarse, que puedan entender cómo funciona el mundo de los seguros a través de la educación financiera. Hay consenso en cuanto a que, en la medida en que exista más formalidad, el universo de clientes crecerá, se atomizará el riesgo y tanto el acceso como el costo de los seguros será menor. “Del mismo modo, si las exigencias regulatorias pudiesen diferenciar entre diversas dimensiones de la compañía, se obtendría mayor acceso, más cobertura y menor precio en los seguros”, apunta Marcel Fort, gerente general de Crecer Seguros. “Este es un tema de grandes números. Pero, como sector asegurador, la tecnología nos permitiría ser muy flexibles en el desarrollo de productos a la medida”, concluye.

Images:

Categories:

Revistas

© PressReader. All rights reserved.