Publication:

Revista G - 2021-05-21

Data:

Isla en el pantano

COMA A PUNTO

La temporada estival se habrá extinguido, pero quedan todavía días soleados para arrancarse por breves horas de las angustias electorales, si se anima uno a trasponer los extramuros limeños. Y no será el límpido sol de Pachacámac o de Lurín, pero en esa misma ruta hacia el sur, si no provoca tanto recorrido, el microclima que ofrece La Isla de Villa —en la periferia del área protegida de los célebres pantanos— se levanta cual asequible tentación. Especialmente en estos tiempos en que el campo abierto mejora de inmediato las condiciones de seguridad sanitaria cuando hay ganas de comer o de pasar el día fuera de casa con la familia, sin comprometer grandes desplazamientos. Esta singular “isla” rescata, además, una costumbre ya poco frecuentada entre los citadinos de cuello duro: el pícnic. Es decir, aquello de extender amplio mantel sobre la hierba para compartir bocadillos, conversación y bebibles —trasladados desde casa— en expansivo horizonte de verdura natural y, en este caso, con el masivo aleteo y trino de las distintas especies aladas que cruzan el cielo como banda sonora. La oferta incluye lagunita para paseos en bote, excursiones por laberínticos jardines y hasta instalaciones livianas de mayor privacidad y equipamiento (mesas, techo, vajilla, privilegiada vista al paisaje). No se permiten parrillas ni cosa parecida, para no perturbar a las especies protegidas, pero se facilitan todas las posibilidades de delivery.

Images:

Categories:

Revistas

© PressReader. All rights reserved.