Publication:

Revista G - 2021-05-21

Data:

CINCO AÑOS DEL PIR

GENERAL / INVERSIÓN INTELIGENTE

ALDO FERRINI Gerente general de AFP Integra

En diciembre del 2014, en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático realizada en nuestro país (COP 20), se anunció la iniciativa para crear el Programa de Inversión Responsable (PIR) con el objetivo de promover políticas y prácticas de inversión que incorporen, además de variables financieras, criterios sociales, ambientales y de gobierno corporativo. Se puso como meta, también, crear un ecosistema colaborativo que fomente un trabajo coordinado entre los principales gestores de activos y actores financieros del país. Todo esto con la firme creencia de que, incorporando estas variables, se gestionarán de manera más eficiente los riesgos de los portafolios y se contribuirá al desarrollo sostenible. En el 2016 finalmente se logró implementar la iniciativa, que fue formalizada a través de una entidad sin fines de lucro, la Asociación para la Promoción de la Inversión Responsable y Sostenible. Desde entonces, el PIR ha logrado consolidarse como una institución referente en temas de inversión responsable, y cuenta ya con cerca de 20 signatarios, entre compañías de seguros, fondos de inversión, fondos de pensiones y la Bolsa de Valores de Lima, entre otros. La colaboración no solo entre los signatarios, sino también de instituciones locales e internacionales (como PUCP, Amundi, DWS, IFC, entre muchas otras), ha sido fundamental para su consolidación en estos cinco años. Esta ha permitido implementar múltiples seminarios y talleres, y también publicar varios estudios de libre acceso. Este trabajo colaborativo consiguió que el PIR presente a finales del 2020 el proyecto InverClima al Green Recovery Challenge Fund del UK PACT y logre que sea uno de los tres proyectos elegidos entre decenas de postulantes. InverClima realizará un análisis de escenarios climáticos en los portafolios de tres fondos de pensiones y la ONP, lo que permitirá conocer la alineación de estos con los objetivos del Acuerdo de París y, así, dimensionar los desafíos existentes para implementar una transición energética oportuna. Ser signatario del PIR no solo da acceso a este ecosistema, sino que también obliga a cumplir con los seis principios establecidos por la institución. De tal manera, en el 2020 se publicó el documento Lineamientos para una Política de Inversión Responsable, y todos los signatarios suscribieron el compromiso de que, en un plazo máximo de dos años, diseñarán y aprobarán en sus directorios la política de inversión responsable bajo la cual se regirán. El efecto multiplicador es inmenso, y el requerimiento de métricas sociales y ambientales por parte de los signatarios del PIR a distintos emisores que quieran acceder a los fondos gestionados por los primeros obligará a los segundos a definir planes de acción y estrategias para enfrentar estos riesgos más temprano que tarde. Este año se cumple el quinto aniversario desde que se formalizó esta iniciativa, que he tenido el privilegio de presidir desde entonces. Y este año también, coherentes con los principios de buen gobierno corporativo que, como inversionistas, promovemos, se renueva el Consejo Directivo y Nelson Dávalos, de BD Capital SAFI, asumirá la presidencia. Estoy seguro de que el PIR seguirá creciendo y siendo referente en el mercado, ya que los principios que promueve y los objetivos que persigue son fundamentales para lograr el desarrollo sostenible que nuestro país tanto necesita.

Images:

Categories:

Revistas

© PressReader. All rights reserved.