Publication:

Revista G - 2021-04-16

Data:

ENGAGEMENT FINANCIERO

PANEL

Se está moviendo más la idea de engagement del sector financiero, acercarse a las empresas que quieren transformarse con velocidad para ver cuáles son los criterios materiales que hay que trabajar. Ahora, muchas de las prácticas, e incluso de las prácticas que están dando más retornos, incluyen este trabajo con empresas que se están transformando. La banca más tradicional se está atreviendo cada vez más a ir por esos instrumentos de impacto profundo, que son invertir con criterios de ESG dentro de las decisiones y generar instrumentos de impacto profundo para crear mercados nuevos, que antes el sector privado no miraba porque aparecían como muy riesgosos. 1 Desde mi lado, se debe trabajar con la educación y con la sensibilización, y hay que poner metas claras. A lo que no se le pone metas claras no se gestiona. Acompañando a la educación, tiene que haber unos objetivos de transición y elegir KPI claros en temas de diversidad para ir avanzando. Un paso más allá, para las empresas que lo hacen bien —no solo tener un benchmark o un punto inicial donde llegar y ver los avances, sino incorporar los incentivos—, están los ejecutivos compensados en sus bonos por cumplir estos targets. En ese sentido, el sector financiero ha avanzado muchísimo. Ahora estoy trabajando casos en los que se aplican bonos de sostenibilidad por resultados, en que, si cumples los objetivos fijados, se cobran intereses más bajos y, si no, te suben. Entonces, ¿cómo se puede hacer para incorporar, dentro de las decisiones que toman las empresas que tienen que ver con riesgo y beneficio, temas de impacto? En esto se puede evaluar cómo elijo a mis proveedores, cómo atraigo al talento, cómo incorporo estas decisiones de diversidad en distintos tipos de decisiones, más allá de los números, cómo empujamos para cambiar nuestros modelos de negocios para que la diversidad de género sea uno de los criterios esenciales cuando tomamos decisiones empresariales ante todo tipo de situación. De esta manera, tenemos alineado el propósito con las prioridades, con los targets que uno pone, con los incentivos en el camino para cambiar el comportamiento. 2 El paraguas de los temas ambientales es hacer una transformación para respetar el 1,5 del Acuerdo de París; es decir, cómo las empresas pueden pensar escenarios de transmisión para respetar el 1,5. Pero, en particular, por sector, muchas de las empresas suelen seguir una moda y ahora todos tenemos que dejar de usar plástico, dejar de imprimir papel, y a veces algún emprendedor dentro de la empresa viene con algún proyecto, y ese es el proyecto ambiental que se lleva a cabo. Las mineras han tenido la licencia de trabajar el tema con un poco más dentro de su giro de negocio, pero a veces hay tantos temas medioambientales que es difícil decidir cuál concretar. Una de las cosas que trabajamos es elaborar el mapa de materialidad, decidir cuáles son los conceptos materiales, según el giro de negocio de la empresa, que tienen que ver con lo ambiental. Si uno es una minera, claramente es el tema del agua o el de la reforestación, algo clave. Si es una empresa del sector financiero, es rebalancear mi portafolio o algunos otros temas que tengan que ver con energía, por ejemplo. Si soy una empresa de consumo, puede tener que ver con el empaquetado, con el packaging o con los plásticos. Si soy una manufacturera textil, con los recursos naturales y el sourcing de donde viene. Entonces, claramente las empresas deben tener bien claro cuál es su materialidad; primero, tratar de alinear el modelo de negocio al 1,5, pero también tener un claro foco en aspectos que son materiales a mi giro de negocio, donde tengo que lograr un impacto positivo.

Images:

© PressReader. All rights reserved.