Intrépida Carrera Hasta Saint Tropez

RICHARD MILLE CELEBRÓ LA VIGÉSIMA EDICIÓN DEL RALLYE DES PRINCESSES

MALKO GALLEGOS //FOTOS: ©MAISON VALENTINA

2019-08-16T07:00:00.0000000Z

2019-08-16T07:00:00.0000000Z

Empresa Editora El Comercio

https://beta.peruquiosco.pe/article/282441351911140

Eventos Vip

El vigésimo rallye des princesses Richard Mille arrancó motores el 1° de junio y durante cinco días llenaron de aventuras el asfalto en medio de la campiña francesa hasta Saint Tropez, en la Costa Azul. Un total de 1 700 kilómetros de recorrido y puro placer tuvo este evento excepcional que se ha convertido en una reunión ineludible del automovilismo femenino. El sol apenas había salido detrás de la famosa columna que adorna la Place Vendôme, así como las 91 tripulaciones preparándose para iniciar la primera etapa de 303 kilómetros hacia Beauval. Desde los campos alrededor de Orléans hasta los castillos del valle del Loira, el Zoo de Beauval marcó el final del itinerario del primer día. El segundo día, a lo largo de caminos rurales que se perdían de vista en la distancia, el destino era Vichy, el famoso spa termal. En las Gargantas de Chouvigny, las curvas, los giros y las pendientes pronunciadas se volvieron gruesos y rápidos. Ya en la línea de meta, los rayos del sol se filtraron entre los bosques de castaños en el Parc des Sources de Vichy. Desde Vichy hasta Aix-les-Bains, las Princesas no tuvieron tiempo de detenerse y recoger las margaritas en el tercer día de carrera. Al día siguiente tuvo lugar la etapa más larga de toda la competición. Más de 400 kilómetros tuvieron que cubrirse para llegar a Saint-Tropez en la víspera de la jornada final. El quinto y último día del rally, solo dos puntos, o segundos, distinguieron a los dos mejores equipos en la clasificación general, disputándola en el campo detrás de Saint-Tropez. Al final, el resultado fue una quinta victoria para Carole Gratzmuller y una tercera para su copiloto, Elisa Noémie Laurent, a bordo de un Chevrolet Corvette Stingray con el número 56. Una ovación triunfal esperaba a las 200 Princesas cuando se escucharon los últimos rugidos mecánicos. “No podríamos haber imaginado una semana más maravillosa para celebrar el vigésimo año del Rallye des Princesses Richard Mille. El clima fue perfecto y tenemos dos magníficas ganadoras que encarnan perfectamente de qué se trata este desafío deportivo. Es una competición para mujeres que no tiene nada que envidiar a los eventos para hombres más famosos”, confesó Viviane Zaniroli, la organizadora del mitin. Apenas se habían apagado las velas de esta vigésima edición, Viviane y su equipo ya habían comenzado a planificar la edición número 21, que tendrá lugar del 6 al 11 de junio del próximo año

es-pe