Diseño Integrado

UNA VIVIENDA DE SAOTA

MARÍA DEL PILAR GARCÍA //FOTOS: ©MAISON VALENTINA

2019-08-16T07:00:00.0000000Z

2019-08-16T07:00:00.0000000Z

Empresa Editora El Comercio

https://beta.peruquiosco.pe/article/281968905508580

Espacios

El proyecto kloof 145, en ciudad del Cabo, Sudáfrica, es una edificación desarrollada por la firma de diseño Saota que se adapta a un espacio natural particular. Ubicada en las laderas occidentales de Lion's Head, el edificio se encuentra en un lugar accesible a través de la serpenteante carretera de Kloof. Kloof 145 de Saota se ubica en una zona que, en el pasado, posiblemente estuvo cubierta por bosques y fynbos indígenas, pero hoy ofrece espectaculares vistas sobre las playas de arena, los afloramientos de rocas, las montañas de los Doce Apóstoles hacia el sur y las hermosas puestas de sol sobre el Océano Atlántico. En una pendiente pronunciada —que tuvo que excavarse para acomodar la estructura—, Kloof 145 fue concebido como una disposición de bloques escalonados que se elevan a lo largo de la ladera de la montaña. Con los niveles superiores protegidos adecuadamente contra la visibilidad y el ruido a nivel de la calle, el enfoque conceptual del diseño fue restablecer las cualidades de un paisaje natural. Según Phillippe Fouché, arquitecto y director del proyecto, la parte inferior del edificio, un apartamento independiente, se expresa como un pedestal de piedra pesada cuyo exterior de paredes de gaviones e interior envolvente de roble teñido oscuro y concreto, reflejan los estratos de la ladera de la montaña de donde emergen. También posee un espacio de transición que se manifiesta como una terraza verde y un área braai, que representa lo que habría sido el grado de follaje del paisaje. Además, todos los niveles de la casa están conectados a través de una escalera de madera escultural que se aclara gradualmente en el tono a medida que se eleva. Sobre la terraza, una caja con listones verticales se cierne permitiendo que los arbustos crezcan hasta este nivel y sosteniendo pantallas que se pueden abrir o cerrar para ajustar la cantidad de luz natural que se filtra hacia el interior. La estructura, diseñada en un duradero y liviano aluminio de un acabado que imita los diferentes tonos de la corteza, es una solución para capear las caprichosas temporadas de Ciudad del Cabo. En el nivel de la sala de estar, la edificación presenta un espacio que se extiende visualmente a través de un patio hacia la ladera de la montaña. Ventilado e iluminado, es un ambiente acústicamente amortiguado que se complementa con un techo de concreto y tablas aserradas de textura cruda. Este énfasis en la materialidad natural también se observa en los pisos de madera y en otras piezas del espacio. En su nivel más alto, el dormitorio principal se asienta sobre las copas de los árboles y, como tal, sus materiales —mármol blanco y madera clara— y el uso de tragaluces expresan una sensación de aire y apertura, mientras que las paredes de vidrio abatibles dan la bienvenida a toda la extensión de la vista

es-pe