Publication:

Energiminas - 2021-05-18

Data:

SIEMENS ENERGY Y UN PUENTE ENERGÉTICO PARA LA MODERNIZACIÓN DE LA REFINERÍA DE TALARA

Publirreportaje

La construcción de la Nueva Refinería Talara continúa en marcha, está en su última etapa y a la fecha registra un avance integral del 94.19%. Los trabajos de construcción que se reiniciaron en junio del año pasado, tras casi tres meses de paralización por la pandemia por COVID-19, avanzan con miras a iniciar la operación de las unidades de proceso del nuevo complejo refinero en noviembre de este año, y la energía no será un inconveniente pues dos infraestructuras esenciales han sido concluidas y están listas para enviar energía eléctrica a la operación de la planta, gracias a la tecnología de Siemens Energy. En este megaproyecto participan los mejores proveedores y las tecnologías de vanguardia. Una de ellas es Siemens Energy, cuyo rol ha sido fundamental para energizar el proyecto pues han completado dos proyectos para ISA REP: la ampliación de la subestación Pariñas en 220 kV, y la construcción total de la subestación La Brea 220/66 kV, infraestructuras vitales para transportar la energía desde el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN) a la modernización de la refinería en Talara (Departamento de Piura), y el esquema es este: el proyecto se conecta a la red nacional a través de la subestación Pariñas (que también conecta al parque eólico cercano), y desde esta, por medio de 14 km de la líneas de transmisión, se traslada la energía a la subestación La Brea. Es en esta nueva instalación intermedia La Brea, construida en su totalidad por Siemens Energy, la energía se transforma de 220 a 66 kV y se conecta a la subestación que se encuentra dentro de la refinería de Talara. Específicamente, revela Liudmila Artsybasheva, gerente de proyecto de Siemens Energy, comentó: “Este proyecto es una conexión exclusiva para la refinería de Talara”. A diferencia de Pariñas, donde se construyó dos celdas de salida de línea con los equipos convencionales, esta subestación se implementó con equipos compactos modulares con aislamiento en SF6 (GIS), se instaló dos transformadores de 50/65 MVA ONAN/ONAF cada uno, un banco de condensadores de tres pasos de 56.74 MVar, así como modernos sistemas de control, protección y comunicaciones. Esta conexión tiene varios objetivos y posibilidades, explicó Artsybasheva. Se usará para el arranque de la planta, pero servirá además como un respaldo en casos de que tengan problemas con el suministro eléctrico en la refinería. “Y si sobra energía, Petroperú evalúa enviarla al SEIN”. A modo de ejemplo, explicó la ejecutiva de Siemens Energy, lo que han construido es “un puente” para llevar la energía hacia el proyecto hidrocarburífero. La nueva Refinería Talara se construye bajo los más altos estándares internacionales que le permitirán producir gasolinas, diésel y GLP, con un contenido máximo de 50 partes por millón de azufre. Además, podrá procesar crudos pesados como los que se extraen de la selva peruana, lo que no se podía efectuar en la anterior refinería, así como realizar la conversión profunda de residuales a productos valiosos y de gasolinas de bajo octanaje a gasolinas de alto octanaje, gracias a sus nuevas unidades de flexicoking y reformación catalítica, licenciadas por Exxon Mobil y Axens, respectivamente. Ambos proyectos, tanto la ampliación de la subestación Pariñas como la subestación La Brea, fueron concluidos y entregados a ISA REP el 22 de enero de este 2021 para su energización, después de cerca de 500 mil horas/hombre de trabajo y una inversión de alrededor de US$20,5 millones. Por cierto, cumpliendo con la cultura “Cero daños” de Siemens Energy, no se reportaron ninguna clase accidentes durante todos los procedimientos. La idea general —remarcó Liudmila Artsybasheva en una entrevista telefónica— es suplir la demanda de energía eléctrica durante la etapa de comisionamiento y para arranque de las primeras plantas hasta contar con disponibilidad de gas en la planta flexicoking, que aún está en construcción. Protocolo COVID-19 Siemens Energy empezó las obras de ampliación de la subestación Pariñas y la construcción de la subestación La Brea en simultáneo allá por junio de 2019, pero tras la declaración del estado de emergencia en marzo de 2020 debido a la irrupción de la pandemia, tuvieron que paralizar sus labores. “En campo teníamos cerca de 200 personas y tuvimos que dejar todo”, comentó la gerente de proyecto de la empresa. Retomaron los trabajos en julio del año pasado bajo estrictos protocolos sanitarios y de seguridad laboral, adaptaron el campamento, regularon el distanciamiento social, ampliaron espacios comunes, idearon su propio sistema de agua potable para garantizar el lavado de manos y acondicionaron un tópico para atender casos de nivel 1. “Tuvimos que hacer muchas cosas y nos funcionó. Realmente, ninguna persona de Siemens Energy se contagió en campamento desde julio hasta ahora”, resaltó Liudmila Artsybasheva. A la fecha, se cuenta con más de seis mil trabajadores en obra en Talara, quienes se encuentran bajo vigilancia médica permanente, a cargo de los equipos de salud de Petroperú, las contratistas y subcontratistas. El incremento de personal y de las actividades realizadas durante los últimos meses se han venido dando de manera progresiva y de acuerdo con las normas peruanas. La Nueva Refinería Talara fue declarada de necesidad pública e interés nacional, para asegurar la preservación de la calidad de aire y la salud pública mediante la Ley 30130. Al respecto, es importante precisar que la inversión de este proyecto se realiza con recursos propios de Petroperú y su financiamiento no ha requerido el aval del Estado. Su ejecución ha dinamizado la economía en la provincia de Talara y la región Piura. La Nueva Refinería Talara es un proyecto que busca incorporar nuevos procesos de refinación y otros servicios relacionados.

Images:

© PressReader. All rights reserved.