Publication:

Energiminas - 2021-05-18

Data:

La gestión inteligente de Mining TAG

Tecnología

LAS COMPAÑÍAS MINERAS, INDEPENDIENTEMENTE DEL TAMAÑO, TIENEN QUE ESTAR PENSANDO EN INVERTIR EN NUEVAS TECNOLOGÍAS. ESA INVERSIÓN VA POR EL LADO DE LA PRODUCTIVIDAD Y TAMBIÉN POR EL TEMA DE SEGURIDAD. La productividad y la seguridad en minería solo darán un salto de calidad con la tecnología y en esa ruta está Mining TAG, una proveedora que busca hacerse un lugar en las grandes mineras que operan en el Perú luego de probar su tecnología con buenos resultados en gigantes como Codelco. Humberto Moran, key account manager Perú de Mining TAG, revela que han llegado al Perú para convencer a los ejecutivo de que los sensores son hoy omnipresentes en la industria por sus ventajas competitivas y sus beneficios digitales y remotos. Ya han podido ingresar a una mina en el Perú con su tecnología. En Inmaculada Mining TAG con su MT Onemine, su solución para el monitoreo y gestión de producción de su flota subterránea, aunque tiene más alternativas incluso para minería a tajo abierto. ¿Hacia dónde se encamina la tecnología de los sensores? Pues van en la misma dirección que Mining TAG. ¿Los sensores inteligentes son una tecnología que ha llegado para quedarse en toda la cadena de valor de la minería? Si, la planta y los procesos posteriores a la mina ya cuentan con sensores inteligentes hace muchos años. Poseen sistemas de control que están funcionando y son bien avanzados. Las operaciones de la mina como la extracción y medios de transporte principalmente se han quedado atrás. La minería de tajo se encuentra en su mayoría sensorizada con información de los equipos, localización e información en terreno. La minería subterránea es la última que se está sumando a esta tendencia y ha logrado involucrarse con respecto al control de flota, monitoreo de personas, condiciones ambientales y geomecánicas. ¿Por qué el accidente y posterior rescate de los 33 mineros en la Mina San José sirvió como detonante para crear Mining TAG? Antes de que se creara Mining TAG (2010), los fundadores empezaron a trabajar en una empresa perteneciente al rubro minero. Durante ese tiempo, se dieron cuenta de varias oportunidades que había en la industria minera. Si bien es cierto, es un rubro bien potente, el uso de tecnología era bastante bajo y extremadamente artesanal. A pesar de ser una de las industrias más importantes del país, había un nivel muy bajo de adopción tecnológico. En el momento del accidente de los 33 mineros, Mining TAG era un proyecto y esto aceleró el proceso para empezar a desarrollar la tecnología. En ese momento, los fundadores se dieron cuenta de qué pasaba si ocurría una emergencia similar en la gran minería, por ejemplo, en El Teniente, donde ingresan diariamente 4000-5000 personas. Es ahí donde se hizo necesario un sistema automatizado para la mediana y gran minería, que reemplazara el sistema de las fichas u otros sistemas más artesanales para controlar los accesos y gestionar las emergencias. Mining Tag ha logrado posicionarse como el mayor proveedor de tecnología y servicios para minería subterránea, con una participación de 75% en Chile. Entre sus clientes destacan División El Teniente y Chuquicamata Subterránea, de Codelco, además de numerosas operaciones de pequeña y mediana escala. ¿Por qué creen que han alcanzado tal logro? Este logro es gracias a nuestro enfoque de generar un equipo de trabajo de alto desempeño. Actualmente la empresa está conformada por más de 100 colaboradores y eso nos ha traído grandes éxitos. El principal factor es que siempre hemos tenido en mente que el activo más importante son las personas, nuestro equipo de desarrollo, terreno, entre otros. ¿Qué tan grande es actualmente la demanda por soluciones para detectar y controlar presencia al interior de operaciones mineras, tanto subterráneas? La consciencia de incorporar nuevas tecnologías para la detección de presencia existe en la gran minería, es algo que se ha ido intensificando bastante en los últimos 5 años. La mediana minería ya se está sumando a esta demanda. Actualmente tenemos clientes en Chile de operaciones pequeñas, pero altamente tecnologizadas. Además, se ve un interés creciente en Perú donde ya hay algunas soluciones instaladas. ¿La tecnología de sensores es la misma para faenas subterráneas frente a las de tajo abierto o hay diferencias, matices, otros costos? Pero antes, ¿también tienen soluciones para las operaciones a tajo abierto? El nicho de Mining TAG son las operaciones subterráneas. La minería de tajo abierto hay herramientas que podemos ofrecer, por ejemplo, la localización de personas, en el cual ya hemos implementado en algunos proyectos, sin embargo, nuestro foco es la minería subterránea. Las tecnologías son distintas, por ejemplo, la disponibilidad de redes. Una operación a tajo abierto tiene una cobertura de red mesh o LTE mucho mayor, sumado al uso del GPS. En cambio, en una faena subterránea existe menos cobertura de red y tecnologías de red que son diferentes. Los sensores por lo mismo deben ser distintos y adecuados para esas tecnologías. ¿El COVID-19 ha sido un acelerador para el tipo de soluciones que Mining TAG fomenta? ¿Por qué? El COVID-19 ha sido un desafío para las soluciones de Mining TAG ya que las operaciones han buscado soluciones complementarias o funcionalidades adicionales. Eso nos llevó a lanzar un dispositivo el año pasado, el CO-Device, el cual usa una tecnología similar y permite hacer una trazabilidad de los contactos entre personas. No es el mismo producto que ya ofrecía Mining TAG, pero son tecnologías similares, dedicado exclusivamente a la trazabilidad de los contactos estrechos dada la situación en pandemia. ¿Qué nuevos ejemplos tecnológicos de la empresa podemos ver ya en funcionamiento en importantes empresas mineras? Las tecnologías utilizadas hoy son IOT (internet de las cosas). A través de múltiples sensores inteligentes y sumado al desarrollo de algoritmos y software especializados; podemos recopilar, visibilizar y analizar información en tiempo real de los procesos mineros y a su vez optimizarlos. Hoy Mining TAG está probando nuevas tecnologías tanto a nivel de hardware como de software.A nivel de hardware estamos en funcionamiento con temas de visión y cámaras con analítica. A nivel de software estamos incorporando machine learning a nuestro desarrollo de algoritmos para mejorar algunos elementos que ya hace nuestros softwares o para agregar funcionalidades nuevas. ¿La compañía ya ha podido crear algún sistema para eliminar la intervención humana en los procesos de registro y administración de los datos? Parte importante del negocio de Mining TAG es disminuir o eliminar la intervención humana. Hoy gracias a nuestro sistema de tracking de personas MT Guardian, el sistema inalámbrico ayuda a que las personas no tengan que intervenir en ninguna parte del proceso. Gracias a la sensorización, el paso de una persona es necesario para registrar su localización y en el caso de alguna emergencia, se pueden tomar mejores decisiones a la hora de una evacuación. Para el caso de nuestro sistema de gestión de flota y control producción MT Onemine, hay un modelo híbrido donde hay algunas instancias que se requiere el input del operador, pero hay varios otros elementos como la localización y ciclos productivos, perforación, carguío y transporte en los cuales se pueden visibilizar a través de distintos tipos de sensores y no necesita la intervención humana. De su primer contrato, con una proveedora francesa de Codelco, a la actualidad, ¿cuánto han avanzado las soluciones de Mining TAG? ¿En qué han mejorado? Mining TAG ha cambiado mucho en estos 10 años, en el primer contrato nuestro software era muy limitado en cuanto a revelar las personas que se encontraban en un área específica. Hoy permite integrar un seguimiento de personas más robusto y detallado, por ejemplo, permite un control de acceso a zonas restringidas. Hoy la visualización del software también es muy distinta y más atractiva, es más amigable para el usuario y muy fácil de usar. Por el lado de productividad, nuestro sistema de gestión de flota MT Onemine no existía en esos tiempos y ese fue un gran cambio con respecto al enfoque que tuvo la empresa desde el año 2012 al año 2021. Con respecto a la gestión de flota, ¿en qué ayudan las tecnologías digitales y de sensores en cuanto a la productividad y seguridad? ¿Tienen ejemplos contrastables de esto en Mining TAG? El objetivo principal de nuestro sistema de gestión de flota MT Onemine es aumentar la visibilidad y optimizar los procesos productivos al interior mina. Es un sistema inteligente que se basa en la sensorización de los equipos a controlar, permitiendo aumentos de la productividad entre un 5 a un 40%. Esta solución entrega distintos datos sobre los equipos productivos y entregar información a los supervisores sobre el proceso, por ejemplo, si cumple con los estándares operacionales definidos. Actualmente tanto Codelco Chuquicamata y El Teniente usan este sistema para controlar su flota. Uno de los gastos más recurrentes es el uso de diésel por el recorrido de la flota de acarreo. ¿Con la tecnología de Mining TAG se pueden programar las horas y los trazados para maximizar, acaso, este tipo de ahorros? No hemos incursionado en el tema del ahorro de combustible de nuestro sistema de gestión de flota en mina subterránea. ¿En qué está involucrada la empresa ahora? El plan es ir aumentando los parámetros y la recopilación de datos en los equipos productivos a través de distintos tipos de sensores inteligentes con el objetivo de llegar en un futuro cercano al uso de Inteligencia artificial y la minería de datos. También dentro de nuestros planes está ir probando nuevas tecnologías de localización asociadas a las nuevas redes que hoy se están implementando en minería, por ejemplo, LTE y próximamente 5G. ¿Mining TAG ha cerrado contratos con alguna empresa minera en el Perú? Si es así, ¿qué exactamente le proporcionan? Mining TAG tiene un proyecto en Mina Inmaculada del Grupo Hochschild. El proyecto consiste en la implementación de nuestro sistema MT Onemine para el monitoreo y gestión de producción de su flota subterránea. Mina Inmaculada adoptó el primer proyecto de transformación digital en mina subterránea de la región, logrando un hito en el país. Con esta implementación podrá recibir un mayor nivel de información y simplificación de la captura de datos de sus equipos. Lo más difícil es la barrera de entrada y ganarse la confianza del potencial cliente. ¿Mining TAG ha podido superar esa barrera con algunas mineras acaso en Chile o Perú? Claro, un punto importante que nos ayudó a superar esa barrera es que logramos la confianza con Codelco, en donde nuestro primer proyecto fue con un subcontratista de la misma empresa. Durante nuestra historia hemos implementado y desarrollado varias soluciones en conjunto, una empresa que nos ha apoyado bastante a generar la confianza en la industria. Por otro lado, se han generado ciertos estándares en la minería sobre el control de acceso a las minas y el concepto de seguridad, que han ayudado para que las empresas cambien el switch hacia una transformación digital. En el caso del mercado en Perú, Inmaculada fue pionera en la adopción de tecnología de gestión de flota en mina subterránea y esperamos que sea un caso de éxito que nos permita replicarlo en otras operaciones. ¿Cuánto pierde diariamente en horas productivas una gran minera por la mala gestión de equipos y procesos? ¿Han podido medir estos indicadores? ¿Las palas, la velocidad de los camiones, etc? Se han podido medir pérdidas y las horas efectivas de una operación minera. Si la operación tiene un buen factor de utilización de equipos, están en un rango de un 60 al 80% de los equipos de carguío y transporte. El sistema permite mostrar cómo se comportan los equipos durante el turno y permite enfocarse en los que tienen mayores desviaciones. En uno de nuestros clientes se midió el uso de los camiones de acarreo y gracias a nuestro sistema de pudo determinar que no hubo problema al inicio de turno ni en las horas de cambio, lo que permitió enfocarse en maximizar el uso de esas horas con incrementos en viajes y consecuentemente en producción sobre el 20 y 40% dependiendo del área. ¿Cómo se imaginan la minería en una década en Mining TAG? En la próxima década, la minería se verá más tecnologizada y productiva. Hoy en día hay desafíos con respecto al envejecimiento de los yacimientos, en el cual se hace obligatorio que la productividad aumente para seguir siendo rentable. Las compañías mineras, independientemente del tamaño, tienen que estar pensando en invertir en nuevas tecnologías. Esa inversión va por el lado de la productividad y también por el tema de seguridad, y cada año será esa inversión será más alta. Será necesario sacar a la gente de la línea de trabajos más riesgosos, tener trazabilidad de los procesos y minimizar el impacto en las comunidades. Estos factores serán muy relevantes en los próximos 10 años y significarán un gran cambio en la industria minera. Chile, antes que un productor minero, quiere ser un exportador de tecnología. Mining TAG va en ese camino. ¿Hubieran sido posibles todos estos logros de Mining TAG sin antes existir un ecosistema que necesitara de la empresa? Desde el punto de vista tecnológico, el principal desafío en Latinoamérica, aún más en Chile, es que se transforme en un exportador de tecnología para la minería a nivel global. Actualmente hay un ecosistema en la industria que permite que distintas empresas de tecnologías den el siguiente paso para transformarse en referentes y exportadores de knowhow. Chile, más que exportar cobre, necesita que también se exporten conocimientos y facilitar los procesos que permitan una transformación digital en la minería mundial. Mining TAG va en camino a la internacionalización y con eso la exportación de tecnología y servicios asociados a la minería.

Images:

© PressReader. All rights reserved.