Publication:

Energiminas - 2021-05-18

Data:

LA MIRADA DEL VICEMINISTRO DE HIDROCARBUROS

Oil&gas

En tiempos en que el petróleo vuelve a estar por encima de los US$60 el barril WTI y Brent y el consumo mundial de oro negro se recupera, en el Perú la industria intenta sacudirse un 2020 que casi la lleva al abismo. Alrededor de 10,000 puestos de trabajo se perdieron en el sector de estos recursos no renovables producto de la coyuntura internacional y agudizada por la pandemia. A todos estos sucesos se sumaron los conflictos sociales en las zonas productoras, la inestabilidad política, el debilitamiento de las inversiones y los justos reclamos de los peruanos más olvidados. Pero Víctor Murillo, viceministro de Hidrocarburos Ministerio de Energía y Minas, sostiene que el sector herboriza este 2021, principalmente por el despegue de la economía mundial, gatillado por el proceso de vacunación, y las ansias de los países de recuperar el tiempo perdido, aunque no al ritmo que esperarían debido a las elecciones presidenciales. Con todo, el viceministro tiene noticias positivas antes de que el próximo gobierno tome las riendas del Perú: “Miramos con expectativa el ingreso de Petroperú al upstream a través del Lote 192”, confiesa en este diálogo por correo electrónico. “Actualmente se han culminado los estudios iniciales y se ha convocado a licitación para realizar los estudios complementarios para la certificación de reservas y el análisis de la demanda de gas natural para el Proyecto SITGAS”, revela. Ahora bien, miles de millones de dólares esperan el desenlace democrático de junio del Perú para conocer si las reglas de juego cambiarán para mejor o para peor. ¿Cómo avanza hasta la fecha el Plan de Cierre de Brechas? El Plan de Cierre de Brechas para el Corredor Petrolero en la región Loreto viene realizando 118 intervenciones en agua y saneamiento, infraestructura básica, carreteras, además de proyectos productivos y empleo temporal, con una inversión superior a S/ 233.5 millones en su primer tramo de ejecución. A corto plazo, el plan está impulsando la realización de 21 proyectos de agua y saneamiento en los distritos de Nauta, Manseriche y Trompeteros, además de concluir con el expediente técnico y preparar la licitación de la anhelada carretera Saramiriza-Borja, cuya convocatoria a licitación iniciará en abril. Asimismo, incluye la construcción de 62 vías peatonales en los distritos de Nauta, Parinari, Tigre, Trompeteros, Urarinas, Alto Nanay, Mazan, Napo, Torres Causana, Capelo, Emilio San Martin y Requena; además de programas de empleo temporal para las comunidades y proyectos productivos para fortalecer sus emprendimientos agrícolas y artesanales. El Plan de Cierre de Brechas tiene por objetivo mejorar las condiciones de vida de las comunidades nativas y centros poblados de Loreto, permitiendo que los ciudadanos cuenten con mayor presencia y un accionar articulado del Estado especialmente en materia de atención sanitaria, educación, acceso a servicios básicos y generación de oportunidades de desarrollo. De esta manera se espera que el Plan de Cierre de Brechas se constituya en una política pública que trascienda periodos de gobierno y con ello hacer tangible para su comunidad las ventajas de la actividad petrolera. Así, se espera que la ejecución de las obras y acciones previstas en el plan permita sosegar los reclamos sociales que en los últimos años ha generado paralización y pérdidas a las actividades petroleras. ¿La industria de los hidrocarburos, en el 2020, se enfocó en sobrevivir, como confesó un conocido especialista en el campo, el señor Carlos Gonzales? La caída de los precios del petróleo en el mercado mundial, a raíz de la pandemia, ha sido enorme, afectando negativamente la producción y la ejecución de inversiones en exploración y explotación de hidrocarburos. Hoy los precios se están recuperando, con una perspectiva favorable para la reactivación del sector Hidrocarburos. A fin de contribuir con esa reactivación, estamos trabajando en la actualización de marcos normativos que permitirán fortalecer el sector Hidrocarburos y convocar nuevas inversiones en petróleo y gas natural. Ahora bien, estimamos ejecutar este año las licitaciones de nuevos contratos para la exploración y explotación de hidrocarburos. Respecto a las actividades de procesamiento, transporte y comercialización de hidrocarburos, durante los primeros meses de la declaratoria de emergencia nacional, producto de una restricción en el desarrollo de actividades económicas, la demanda regular de combustibles disminuyó; sin embargo, a partir de julio con la reactivación económica volvió a sus valores normales, desarrollándose estas actividades de manera regular hasta la fecha. ¿Qué factores convergieron para que el 2020 sea un período tan duro para los hidrocarburos, especialmente el petróleo? ¿Cuál es la lectura del viceministro de aquella situación? Principalmente, la caída de precios del petróleo en el mercado internacional y la dificultad de retomar las operaciones extractivas en la selva, dadas las condiciones sociales y la necesidad de garantizar plenamente el cumplimiento de medidas preventivas en sanidad para evitar conta gios de covid-19 que afecten la salud de trabajadores y población del corredor petrolero. Esta situación se está normalizando, ya se han reiniciado operaciones en el Lote 67 de Perenco, donde ya hay una producción de campo estimada de 3,000 barriles diarios de petróleo. En el Lote 95 de PetroTal está planificada la realización de nuevas perforaciones que ayudarán a tener más producción, lo que significa más canon e ingresos para el desarrollo de la región Loreto. Ahora, hasta este momento del 2021 en que hacemos la entrevista, ¿qué ha cambiado para la industria petrolera internamente, en el Perú, y externamente, en el mundo? Creemos en la importancia de convocar inversiones en petróleo para el país, pero este proceso tiene que ir de la mano con intervenciones directas que redunden en beneficios para la población de las zonas de influencia de inversiones de hidrocarburos. De allí que el gobierno ha impulsado el Plan de Cierre de Brechas en Loreto, y adicionalmente está trabajando en la masificación de gas natural para Piura y Tumbes, regiones productoras de petróleo cuya población podrá contar con energía a menor costo. Miramos con expectativa el ingreso de Petroperú al upstream a través del Lote 192, a la vez que se trabaja en iniciativas para poner en valor los lotes 8 y 64 que han pasado a manos del Estado. También iniciaremos las licitaciones de nuevos contratos petroleros en zócalo continental, con cláusulas de respeto al medio ambiente. Tenemos expectativas muy positivas para el desarrollo de la industria petrolera en el Perú. En cuanto al panorama mundial, es claro que el petróleo no puede ser pensado más como la única fuente de energía para las industrias o las ciudades, de allí que existen investigaciones avanzadas en torno a la generación de nuevas fuentes energéticas alternativas, como los recursos renovables, el biodiésel, el gas natural. El MINEM trabaja en línea con esa transición energética, y ha impulsado la llegada de inversiones en energías alternativas, a la vez que empuja la masificación de gas natural para su uso domiciliario, industrial y en transporte. Viceministro, ¿qué tanto depende el Perú de la producción extranjera de petróleo y qué hacer para no estar tan expuestos a la volatilidad global? El Perú es importador de petróleo, dado que tiene una demanda aproximada de 250 mil barriles diarios de petróleo, y la producción local no alcanza a cubrir ese requerimiento. El petróleo y los combustibles líquidos indistintamente si son producidos localmente o importados sus precios están directamente relacionados a los precios internacionales (marcadores). Una manera de enfrentar la volatilidad de precios de petróleo es utilizar el gas natural como combustible prioritario en transporte y domicilios, y por ello es que el MINEM impulsa la masificación de ese recurso para su uso en todo el país. A través del FISE se ha logrado financiar más de 600 mil conexiones domiciliarias de gas natural, constituyendo una alternativa de energía económica para más de 2 millones de peruanos en comparación al GLP. Tenemos la masificación con GNV en vehículos ligeros, y a partir de este año extenderemos el financiamiento a 14 regiones del país, implementando un programa piloto para incorporar como beneficiarios a buses de transporte público en Lima, Arequipa y Trujillo. La masificación tiene que ser fortalecida con grandes proyectos de inversión, como Siete Regiones y el SITGAS, que permitirán que millones de peruanos tengan energía a menor costo, aprovechando un recurso que el país tiene en abundancia y cuyo precio está regulado. Extenderemos el financiamiento en la instalación de gas a las Mypes, que tendrán así un importante ahorro en consumo energético que servirá para su recuperación, contribuyendo a la reactivación económica del país. Se han retirado del Perú empresas como Geopark, Frontera Energy planea enfocarse en sus activos en Colombia, Tullow no ha tenido mucho éxito, Pluspetrol Norte tiene un problema con el OEFA y el Minem... Así las cosas, ¿siguen siendo los hidrocarburos una industria prometedora para el Perú en términos de divisas, de tecnología, de puestos de trabajo? Creemos que sí, hay que tener en cuenta que Petroperú está en proceso de ingresar al Lote 192 para lo cual viene trabajando en la incorporación de un operador privado calificado que lo acompañe. Adicionalmente, esta empresa viene trabajando en la búsqueda de socios inversionistas privados para el Lote 64 con lo cual se inicia una nueva etapa para Petroperú en upstream en hidrocarburos. Además, se espera que Perupetro realice las licitaciones de nuevos contratos petroleros, especialmente de los lotes próximos a vencer. Estos proyectos se implementarán con reglas actualizadas que contribuirán al fortalecimiento del sector y convertir a nuestro país en atractivo para las inversiones. No hay que olvidar que estimular las inversiones en hidrocarburos hará posible obtener más ingresos por regalías y canon para las regiones, contribuyendo al proceso de reactivación económica del país. ¿Espera el Ministerio de Energía y Minas que avancen este año las licitaciones en el sector? ¿Los precios actuales de los barriles WTI y Brent permiten al país pensar en atraer más inversiones para el rubro? Con respecto a las licitaciones, Perupetro anunció que todo ese procedimiento se realizará con el nuevo gobierno, dado que actualmente estamos en una etapa de transición. Estamos convencidos del amplio potencial en hidrocarburos que tiene el Perú, y por eso trabajamos en la modernización del marco legal para incentivar la llegada de mayor inversión petrolera al país. Hemos prepublicado el nuevo Reglamento de las Actividades de Exploración y Explotación de Hidrocarburos, que permitirá contar con una normativa acorde a los avances tecnológicos, reglamentar las operaciones costa afuera y simplificar los procedimientos, a fin de lograr actividades hidrocarburíferas seguras para las personas y el medio ambiente, con un alto grado de responsabilidad social. Actualmente se viene realizando el análisis y evaluación de los comentarios y observaciones realizados al proyecto del nuevo reglamento. Asimismo, trabajamos un nuevo reglamento para la aplicación de la Regalía y Retribución en contratos para la exploración y explotación de hidrocarburos, que se aplicará principalmente a nuevos contratos de licencia y de servicios. Esta propuesta busca que las inversiones en exploración y explotación petrolera tengan un mejor incentivo, y se pueda tener la posibilidad de un mayor volumen de producción. Estamos apostando a los 100 mil barriles diarios de petróleo en una primera etapa; es decir, trabajar más por volumen que por tasa de regalías, que hoy es un poco alta para la situación actual del mercado. Este es un cambio fundamental que debe tener un efecto inmediato en esta nueva era del petróleo. Ello se debe complementar con el debate del Proyecto de Modificación de la Ley Orgánica de Hidrocarburos, presentado ante el Congreso de la República en 2019 y cuya aprobación se espera para este año. ¿Qué es más difícil, viceministro, atraer a empresas para que inviertan en el país o evitar que se vayan con sus millones a otros? Lo importante es actuar en función a metas y objetivos. Nos hemos trazado el reto de dotar al país de autoabastecimiento energético competitivo y lograr la autosuficiencia en producción de energéticos, conforme a lo establecido en la Política Energética Nacional del Perú 2010-2040. Esto será posible mediante el desarrollo de nueva infraestructura que facilite el transporte y almacenamiento de hidrocarburos, una actualización del marco normativo y la promoción de la inversión privada. El Perú sigue siendo una plaza atractiva para las inversiones, hemos trabajado arduamente para que ello ocurra y por eso las licitaciones que vienen, además del fortalecimiento de Petroperú como empresa productora de petróleo, nos da interesantes expectativas en el mercado del petróleo. Hay empresas que han dejado de operar, sin embargo, tenemos la certeza de que llevarán nuevas compañías que buscan invertir en el Perú, y su trayectoria y experiencia serán importantes para permitir el incremento de la producción, generando nuevos ingresos para las regiones y contribuyendo a alcanzar la meta de una producción local de 100 mil barriles diarios de petróleo para el transporte, industria y comercio. ¿Por qué, viceministro, debemos apostar por la licitación anticipada de lotes petroleros? ¿Cuál es el fundamento subyacente de ese argumento? Perupetro ya se pronunció en torno a este tema y ratificó que la licitación de lotes, sus plazos y cronogramas, tendrán que ser definidos por el próximo gobierno. El mundo está dando un giro hacia las renovables. Incluso titanes como Shell, como BP y otras han anunciado sus deseos de convertirse en "grupos energéticos" antes que en "grupos petroleros". ¿Cuánta vida le queda a la industria petrolera, viceministro? No existe un estimado para ponerle fin a la era del petróleo, pero la realidad es que a nivel global ya se está investigando y desarrollando con respecto a nuevas fuentes de energía. En el transporte, la electromovilidad es una alternativa. La transición energética ya ha empezado, pero eso no nos quita la oportunidad de que los hidrocarburos puedan ser puestos en valor.

Images:

© PressReader. All rights reserved.