Publication:

Dossier de Arquitectura - 2021-10-28

Data:

HOTEL DIEZDIEZ COLLECTION

ESPECIAL HOTELES

Este proyecto está situado en la ciudad de Mérida Yucatán en México dentro del centro histórico y a una cuadra de la avenida emblemática de la ciudad llamada Paseo de Montejo y parte de una marca que está enfocada más en resaltar la esencia masculina y con esto tener dos vertientes con el objetivo de buscar el balance, la perfección y la precisión, de ahí el nombre DiezDiez Colletion. La primera vertiente se encarga de encontrar una experiencia global que vaya desde la calidad de los espacios hasta la particularidad del olor y la música que son básicos para crear un ambiente único e integradores. La otra vertiente habla de la visión arquitectónica, donde antes de hacer la intervención el edificio en sus muchas facetas a lo largo del tiempo término siendo una oficina de comunicaciones. Mediante dos elementos de concreto que contienen las nuevas suites se pone hacen un ademan de abrazo a la casona original resaltando ambas épocas de intervención, la moderna con los volúmenes de concreto y la histórica con la casona. Fue entonces que le volvieron a dar un patio central al edificio que se convirtió en el corazón del proyecto, acompañado por una obra del escultor Jorge Marín, hace que la edificación de principios del siglo XX tenga una nueva apariencia y dignidad a ese espacio. Las habitaciones y circulaciones principales están alrededor del patio, las cuales se lograron con adaptaciones para poder dotar el programa de 8 suites exclusivas, las cuales 3 son habitaciones deluxe, 2 estudios, una Junior Suite y una suite firmada por el diseñador González Lugo con telas de Scabal, además una de ellas cuenta con un rooftop y jacuzzi privado. En todas las habitaciones se hizo una fusión espacial, integrando el área de estar, descanso y el área de los baños, haciendo sutiles divisiones permitiendo así habitaciones únicas y que ofrecen nuevas experiencias en la manera de entender las recamaras. En las áreas comunes se cuenta con una terraza bar en planta alta acompañada de una piscina y corredores que conectan con las habitaciones del segundo nivel. En la planta baja se encuentra la recepción, el patio integrador, los servicios y el restaurante Fronto. Materiales duros como los muros de mampostería, concreto aparente, madera y vidrio hacen que el carácter arquitectónico sea rígido y masculino. El ambiente del hotel es único ya que cada espacio es diseñado a detalle y es dotado de un sonido y aroma original.

Images:

© PressReader. All rights reserved.