CONSTRUYAMOS UN PAÍS VERDADERAMENTE SOSTENIBLE XII

Ing. José Meza Cuadra V. Director Técnico

2022-01-12T08:00:00.0000000Z

2022-01-12T08:00:00.0000000Z

Empresa Editora El Comercio

https://beta.peruquiosco.pe/article/282492892056172

EDITORIAL

En esta difícil etapa que nos ha tocado vivir, podemos evaluar los cien primeros días de un nuevo gobierno que, según los analistas políticos, corresponden a un retroceso señalado por algunos, de diez años. Confirmando la preocupación que tenía nuestro gran historiador de la República, Jorge Basadre, cuando mencionaba que en el país sufre los males de un Estado empírico y mantiene un abismo social, es decir, donde se mantienen las grandes desigualdades. También se encontraron en estos nombramientos, vinculos con el drama de la paz social y con la economía obscura, es decir aquella no se desea en países interesados en que funcione el Sistema Democrático y el Estado de derecho, asegurando, ante todo, la libertad y los derechos humanos. Como expresamos anteriormente, sabíamos que el actual sistema político y electoral, con la ausencia de verdaderos partidos políticos, no está diseñado para asegurar que las elecciones periódicas, respondan al verdadero interés nacional. Es lamentable comprobar que el Poder Ejecutivo, por su limitada idoneidad y experiencia, en su presentación en Ayacucho no ha podido presentar al país, algunos resultados que den una idea del rumbo que nos conduzca a superar la crisis de la salud, a reactivar la economía, a promover la inversión para recuperar el empleo y asegurar el funcionamiento de las empresas de todo tamaño, así como terminar las obras públicas paralizadas y que están listas para funcionar con criterio de prioridad y eficiencia en la gestión. Así como rehabilitar los centros educativos y de salud para las clases presenciales y la atención primaria. Tampoco vemos esfuerzos en el inicio o continuación de obras de infraestructura, como las vinculadas a la agricultura, carreteras, puentes, sistemas de abastecimiento de agua potable y alcantarillado… tan vinculadas a la vida y la salud en especial de los sectores de menos ingresos. No se ha mencionado el acceso a la tierra urbanizada ni la atención al problema nominal de la vivienda y la atención a la vida de los ciudadanos. Es decir, se olvidan estos datos negativos y se prioriza acuerdos con grupos informales de transporte que no dan buenos servicios a los miles de ciudadanos que pasan dos o más horas agachados y sin posibilidad de mantener la distancia mínima que les evite el contagio de la pandemia del Covid-19 y otras enfermedades. Así como ofrecer y hacer los cambios de los funcionarios nombrados en la SUTRAN y la ATU por propuestas sin ninguna idoneidad para estos importantes cargos. Similares problemas se mencionan en los nombramientos de los funcionarios que tienen que ver con la red nacional y regional de las carteras (Provias). Mientras esto ocurría en nuestro país, nos enteramos que la primera economía del mundo del mundo, un país desarrollado con servicios públicos y facilidades del primer mundo, ha conseguido a pesar de las enormes e históricas diferencias entre los partidos de los Demócratas y los republicanos, en el congreso, se iban con votos suficientes para aprobar un presupuesto de US$ 1.2 billones, es decir, 1.2 millones de millones, para mejorar la infraestructura de su país, destinando 110,000 millones para repara carreteras, puentes, autopistas y 55,000 millones para mejorar el servicio del agua potable y reemplazar las tuberías de plomo entre otros miles obras. Interpretando los intereses y deseos de nuestros compatriotas y en especial de los trabajadores profesionales y empresarios del sector Viviendas y Construcción, le decimos al Gobierno…atiendan los temas de la pobreza, el desempleo, la informalidad, promoviendo la inversión que es el medio para generar empleos y reducir las desigualdades. La ruta de promover una ilegal asamblea constituyente, amenazar a las empresas, nombrar funcionarios sin idoneidad y experiencia lo único que ocasiona son algunos aplausos y/o imitaciones y obsequios de los gobernantes que prefieren atornillarse en el poder a la libertad y desarrollo económico y social de sus pueblos, a todos, y en nuestro caso nos referimos a los aproximadamente treinta y tres millones de peruanos. No esperen el juicio de la historia, piensen en el día a día de nuestros compatriotas que luchan para sobrevivir en un hermano país que no es entendido por los que esperan las migajas del poder.

es-pe