Publication:

Constructivo - 2021-09-06

Data:

CONSTRUYAMOS UN PAÍS VERDADERAMENTE SOSTENIBLE X

EDITORIAL

Un año después del inicio de la implacable guerra que nos inició el Covid-19, sosteníamos en el editorial de la edición N°148 (abril 2021), que el proceso electoral con dieciocho candidatos, sin el respaldo de verdaderos partidos políticos no tendríamos resultados satisfactorios. No contribuyen a superar la crisis de salud, económica y política. El libro ¿Por qué no hay partidos políticos en el Perú? del profesor de Harvard, Steven Levitsky y el politólogo de la PUCP, Mauricio Zavaleta, contesta en uno de sus capítulos…¿Por qué razón es que un cuarto de siglo después del colapso del sistema partidario, y a más de una década de la redemocratización, no se han construido partidos? Termina dándonos la razón. Ahora tenemos un presidente que parece no estar muy interesado en compartir con todos los peruanos cuáles son las fallas de origen de nuestra República, así como cuáles son los temas por completar, para satisfacer los sueños de los que lucharon para conseguir nuestra Independencia. Tampoco parece interesado en mostrar su independencia para actuar como el Presidente que ha sido elegido por todos los millones de peruanos a quienes representa. El gabinete nombrado, en lugares, fechas y horas improvisadas, con restricciones a los medios de comunicación, confirma el poco interés en los consensos y en convocar a personas con experiencia reconocida y preparados para ocupar los importantes cargos de Ministros. Esperamos que algunos cuestionamientos de tipo legal y de vinculación con sectores que no estuvieron alineados con la paz y el desarrollo del país, sean aclarados. No olvidemos el mensaje de los profesores del MIT y de Harvard de su libro: “Porque fallan los países”, en el cual nos explican que el colapso de los países se origina en la debilidad de sus instituciones. Esperamos que las nuevas autoridades entiendan que estas instituciones han sido creadas para brindar servicios y defender los derechos de todos los peruanos y que se mantienen con el pago de sus impuestos. En relación con las obras públicas, es bueno recordar que existen proyectos y planes aprobados, esperamos que con la participación de CEPLAN y el MEF, que esperan ser ejecutados. Así también más de mil obras por terminar, con problemas legales y administrativos. A la nueva administración del Estado, le espera la tarea pendiente para eliminar las sombras que dejaron el mal llamado “Club de la construcción”, para que las obras públicas del sistema central así como de los Gobiernos Regionales y Provinciales, se realicen mediante procesos transparentes de preparación de proyectos, de sistema de licitaciones para la construcción y la supervisión de las obras que aseguran la calidad, los plazos y los costos proyectados. La construcción es una actividad basada en la competencia de ejecución asegurando la calidad, los plazos y los costos en procesos transparentes, es decir sin arreglos ni con corrupción. Las obras de infraestructura deben ser planeados y ejecutados teniendo en cuenta las prioridades. En primer lugar deben estar aquellas que reducen la vulnerabilidad de los habitantes y la de las ciudades (agua potable, alcantarillado, energía eléctrica, vías de comunicación, centros educativos y de salud). Luego las que atiende a las desigualdades de las regiones y luego los que en general impulsen el desarrollo económico y social del país. Es necesario en todas sus etapas, la transparencia y la rendición de cuentas.

Images:

© PressReader. All rights reserved.