Publication:

Constructivo - 2021-04-28

Data:

INFORME

CONTENTS

Innovaciones en prefabricados de concreto. La industrialización de la construcción es cada vez más frecuente en varios países de la región, los cuales vienen optando por la incorporación masiva de los prefabricados de concreto en obras de construcción, convirtiéndose en una solución en el proceso constructivo. Este tipo de materiales pueden ser empleados en diversas obras civiles por su calidad y rápida instalación. Además, pueden ser reforzadas con diversos materiales y aditivos internos. Un prefabricado es un elemento de concreto producido en serie, que en su gran mayoría, se realiza en plantas industriales acondicionadas con el equipamiento necesario para la producción (moldes, grúas, bancos de presfuerzo, entre otros equipos). “El principal objetivo del prefabricado es simplificar y optimizar el proceso constructivo en la etapa de estructuras, por lo cual la industrialización de la construcción es cada vez más frecuente en países como Estados Unidos, México, España, Chile, los cuales han optado por este sistema para mejorar sus rendimientos y tiempos en obra”, comentó, Rodrigo Ortega, coordinador de Prefabricados Industriales en Cementos Pacasmayo. Este tipo de elementos prefabricados tienen ciertas ventajas en comparación al método convencional de construcción, como el acceso a la construcción mecanizada, soporte de carga, producción en serie, control y calidad en su fabricación y óptimo diseño estructural. Por su parte, Alvaro Calmet, gerente general de Entrepisos Lima, señaló que los prefabricados permiten reducir tiempos, minimizar horas hombre/m2 en la obra, acorta el uso de espacios de almacenamiento y movimientos de materiales dentro de la obra, mejorar la calidad del elemento por la fabricación controlada que se da en fábrica, reduce acabados (solaqueos, tarrajeos, entre otros), reduce partidas complicadas como encofrados”, señaló. Calmet agregó que las empresas proveedoras de prefabricados aportan tecnología y conocimiento y, a través de los resultados reales, se produce un proceso de aprendizaje y mejora continua en este mercado. Wermer Melgar, director técnico comercial en Construcciones Ecológicas, sostuvo que la durabilidad y la calidad de este producto contribuyeron en gran medida a su incremento de uso en el tiempo. “Las empresas constructoras están muy preocupadas por hacer un edificio de calidad que pueda cumplir con la durabilidad que esperan sus clientes. Obviamente, el prefabricado puede ayudarlos en todos los medios para aumentar la durabilidad y la calidad del edificio en mayor medida”. Asimismo, Melgar Gutierrez mencionó que el empleo de los elementos prefabricados también permite obtener condiciones de trabajo mucho más seguras para los operarios que la construcción convencional, al reducir significativamente la sobrecarga habitual de maquinaria, materiales, medios auxiliares (encofrados, andamios, apuntalamientos) y personas en la obra que interaccionan en un espacio acotado, reduciendo el tiempo de exposición a los riesgos por la mayor velocidad de ejecución que se acaba de mencionar. En tanto, Fabian Agudelo, Gerente de Prefabricados de UNICON informó que la empresa tiene la expectativa de mantener las ventas a niveles actuales, con volúmenes recuperados antes de la pandemia. “El sector construcción se adaptó a la realidad y hemos logrado tener el abastecimiento de productos. Hay expectativa en el sector construcción de recibir información sobre los prefabricados con la finalidad de disminuir la mano de obra en los proyectos, bajo ese escenario, participamos en el desarrollo de algunas nuevas soluciones que irán saliendo al mercado a lo largo del año”. TIPOS DE PREFABRICADOS El principal objetivo del prefabricado de concreto está en simplificar el proceso constructivo durante la etapa de estructuras. Al ser producido en serie, los prefabricados de concreto pueden ser controlados en su fabricación, lo que se refleja en una disminución de tiempos en construcción, reducción de mano de obra, gastos operativos y un control sobre los insumos. Los prefabricados de concreto ofrecen una mayor durabilidad, eficiencia y grandes garantías en calidad y seguridad respecto a otros sistemas convencionales. “Actualmente en las edificaciones se pueden usar diferentes sistemas de techos basados en viguetas o prelosas, tanto armadas como pretensadas. También existen escaleras, vigas (chatas o peraltadas), elementos de fachadas, entre otros”, comentó el gerente general de Entrepisos. Asimismo, los prefabricados de concreto son empleados en diferentes obras de infraestructura –como obras viales, puertos, aeropuertos, redes hidráulicas y sanitarias-, proyectos inmobiliarios y en la minería. MASIFICACIÓN Los sistemas constructivos industrializados aportan en innovación, productividad y eficiencia, mejorando la manera de construir. Una alternativa a ello son los elementos prefabricados de concreto, los que en términos generales aportan velocidad a la construcción y permiten tener un control más exhaustivo, ya que se pueden realizar en un ambiente controlado, entregando ventajas en cuanto a la calidad y uniformidad del producto. “Indudablemente las empresas proveedoras deben de trabajar bien a nivel comercial y técnicamente, hacer las inversiones para responder a una demanda creciente y a la necesidad de ofrecer ahorro a las construcciones. Por el lado de las constructoras, demandaría audacia en cambiar los procesos convencionales e implementar sistemas de aprendizaje. En muchas empresas las experiencias adquiridas en una obra, no salen de esa allí. No se documentan los resultados ni se comparten”, sostuvo el representante de Entrepisos. Alvaro Calmet resaltó que también existe un importante papel de difusión e impulso en las universidades e institutos, los cuales deberían incluir la prefabricación dentro de sus curriculas académicas. En tanto, el director técnico comercial de Construcciones Ecológicas indicó que para lograr la masificación será necesario “romper los paradigmas” que los edificios construidos con elementos prefabricados presentan bajo desempeño sísmico, también la capacitación a los arquitectos e ingenieros para que diseñen empleando prefabricados, así como promover la creación de organismos que incorporen el concepto de construcciones sustentables y regule así la participación de los prefabricados en los distintos proyectos de la construcción a nivel nacional. No obstante, Fabian Agudelo señaló que los elementos prefabricados no logran industrializarse en el país por un tema de costos. “Los prefabricados se utilizan con normalidad en países donde los comportamientos climáticos dificultan el desarrollo de una obra, y no porque sean económicos, sino porque otros elementos no son viables en la zona”, precisó. El experto de UNICON comentó que en Latinoamérica no sucede ello porque el clima es asequible todo el año y la mano de obra es económica. “Ello hace que no haya una industria grande de prefabricados y solo existan pocas fábricas, al no ser un negocio de gran volumen de demanda”, dijo. Mientras que Rodrigo Ortega refirió que en el Perú se está acostumbrado a un proceso constructivo más tradicional (in-situ), donde hay un elevado costo en tiempo, mano de obra y procesos, pero que a primer análisis no se percatan de ellos, ya sea por temor a cambiar el proceso constructivo o por falta de conocimiento. “Es por ello que está siendo clave la estrategia comercial que estamos aplicando, para continuar educando al mercado sobre las ventajas y beneficios de este sistema. Es importante una prospección constante en el mercado, capacitaciones externas (a ingenieros estructurales, universidades, contratistas, etc.), una cobertura más amplia, visitas técnicas a potenciales clientes y un acercamiento al mercado, donde a través del boca a boca se hagan conocer este tipo de soluciones”, dijo el representante de Cementos Pacasmayo. VENTAJAS La incorporación de prefabricados en una obra genera un incremento en la rentabilidad del proyecto, reduciendo los costos, tiempos y recursos humanos en las distintas partidas de obra. Además, permite que los ingenieros y arquitectos se planifiquen y programen las distintas actividades con mayor exactitud, ya que los productos llegan a las obras completamente personalizadas y listas para su instalación. Destacan algunas ventajas: • Masificación e industrialización: los prefabricados de concreto son productos a medida producidos en plantas industriales, lo que permite obtener garantías en la funcionalidad y calidad del producto. • Ahorro de tiempo: este tipo de elementos se montan en obra, lo que permite reducir tareas auxiliares y mano de obra. • Mayor seguridad: la resistencia de los prefabricados de concreto está garantizada desde la salida de la planta y a lo largo de toda la vida del producto. • Alta resistencia: los prefabricados tienen una alta resistencia al fuego, entre otras situaciones adversas. • Aislación térmica y acústica: este tipo de elementos mejoran el aislamiento acústico y optimización energética mediante la masa térmica. • Calidad: la calidad del producto está avalada por la empresa fabricante, independiente de la ejecución. • Sostenibilidad: el uso de prefabricados de concreto permite un óptimo control de impactos ambientales, sociales y económicos. • Versatilidad: estas soluciones se adaptan a cualquier necesidad técnica o de diseño y consiguen una alta competitividad. INNOVACIÓN La construcción es una de las principales actividades económicas del país y, por tal razón, la productividad es un aspecto que se busca mejorar constantemente. En ese sentido, empresas peruanas vienen optando por la producción e incorporación de prefabricados de concreto en diferentes proyectos en construcción. UNICON es una de las empresas más importantes en la producción y suministro de concreto. Desde hace algunos años, la compañía cuenta con una línea de prefabricados: bloques y adoquines; pretensados de concreto, compuestos por viguetas y prelosas, elementos que son utilizados en la construcción edificaciones multifamiliares, oficinas, centros comerciales y estacionamientos. También cuentan con una línea de durmientes de concretos –para líneas férreas– y prefabricados para proyectos especiales, que se realizan según requerimientos de sus clientes. Por su parte, Entrepisos Lima es una empresa que atiende tanto al sector de edificaciones como el de infraestructura. Respecto a edificaciones, Entrepisos ha techado más de tres millones de m2, e implementado las aplicaciones descritas más arriba. La firma ha participado en la construcción de diversos hospitales, universidades, instalaciones deportivas, colegios, edificios de oficinas y multifamiliares, así como en importantes proyectos de infraestructura, saneamiento y minería en todo el Perú. En tanto, Construcciones Ecológicas cuenta con bloques de concreto, sistema de viguetas y bovedillas, agregados ecológicos y embolsados de arena y piedra. Además, ofrece el servicio de gestión de residuos sólidos de construcción. La empresa lleva varios años en la fabricación y distribución de bloques, entre los distintos modelos tenemos el tipo europeo donde el largo es 0.5 m, lo que permite obtener un mayor rendimiento por metro cuadrado respecto a otros competidores. En el año 2020 lanzamos al mercado la venta de agregados ecológicos y el sistema de viguetas armadas con bovedillas. Nuestros productos se han venido empleando en proyectos de vivienda y edificios. La primera incursión en los prefabricados en Cementos Pacasmayo fue la producción de 75,000 ml de pilotes para la Refinería de Talara. Luego de ello la empresa participó otras obras empleando tablestacas para el Rio Piura, 1.5Km de Emisarios Submarinos para la Refinería de Talara (tuberías de 3 m de diámetro), losas de contención prefabricadas para el muelle de Paita y demás elementos, barreras de concreto tipo New Jersey, cercos perimétricos de concreto, entre otras grandes obras y soluciones. “Adicionalmente hemos cerrado una alianza con nuestro socio estratégico Segurvia Perú, para incursionar al mercado peruano barreras de concreto semi-rígidas con un alto nivel de contención. Este tipo de barreras vienen con una certificación europea (Abesca)”, indicó Ortega. Por otro lado, el mercado peruano de la construcción también cuenta con la innovación de los bloques de hormigón celular, elementos que surgen como una mejora tecnológica del concreto. La diferencia que presenta el cemento celular son los millones de burbujas de aire uniformemente distribuidas en la mezcla que actúan como “cámaras de aire”, permitiendo reducir considerablemente su peso final, y al mismo tiempo aumentar el aislamiento térmico, acústico e impermeabilidad a valores óptimos. Esta nueva tecnología en el mercado logra disminuir las cargas muertas, una mayor rapidez de construcción, con menores costos de transportes y acarreos, donde se obtienen mejores características técnicas. Al tener el hormigón celular con un menor peso, se pueden lograr bloques de gran tamaño y de fácil manipulación que agilizan la construcción y disminuyen los tiempos de ejecución. “El producto se ha ido masificando en el mundo; sin embargo, en el Perú todavía no se conoce la tecnología del hormigón celular. Este producto tiene los componente tradicionales: agua, cemento y arena, pero lo que lo diferencia es una espuma que actúa como incorporador de aire y que lo hace mucho más liviano, con un 45% de peso menos que los bloques convencionales”, comentó Pablo Sánchez, gerente general de Bloque de Hormigón Celular (BHC). Según Sánchez, el bloque de hormigón celular permite reducir la conductividad térmica, adecuados índices de protección acústica y manifiesta una excelente resistencia al fuego, características que aunadas a una variabilidad dimensional controlada y su reducido pero unitario hacen idóneo este material para la fabricación de muros divisorios o tabiquería en las edificaciones.

Images:

Categories:

Revistas

© PressReader. All rights reserved.