Publication:

Constructivo - 2021-04-28

Data:

CONSTRUYAMOS UN PAIS VERDADERAMENTE SOSTENIBLE VI

EDITORIAL

Ing. José Meza Cuadra V. Director Técnico

A tres meses de la conmemoración de Bicentenario de la Independencia de nuestro país, el electorado peruano habrá elegido a dos candidatos a la presidencia para definir quién será el elegido para gobernar durante el periodo 2021 a 2026. Durante los últimos quince meses hemos podido comprobar que si consideramos que un Partido Político es una agrupación de ciudadanos sin demandas o procesos judiciales, locales partidarios, un sistema de elección de sus dirigentes con participación de todos los inscritos y que se renuevan periodicamente, y en especial que tengan un ideario que exprese los principales aspectos que consideren para impulsar el sistema democrático e ideas para un plan de gobierno, revisado y actualizado en convenciones por lo menos anuales; llegaríamos a la conclusión que estamos lejos de tener un sistema integrado por verdaderos partidos políticos. Es decir, en el proceso electoral han participado dieciocho planchas presidenciales (presidente y dos viepresidentes), respaldados por grupos de simpatizantes, agrupados principalmente en los llamados “vientres de alquiler”. No podemos esperar que al día siguiente de la segunda vuelta electoral, tendremos una plancha presidencial con un Plan de Gobierno listo para ser implementado a partir del 29 de julio de este año. La experiencia de estos doscientos años nos permite afirmar que los diferentes gobiernos no han sido capaces de proporcionar a los peruanos educación de calidad, sistemas de transporte y de justicia, así como de seguridad ciudadana, es decir, no hemos logrado nivelar las oportunidades. La pobreza, y en especial la pobreza extrema, ha generado enormes limitaciones en la vida y en la salud de nuestros compatriotas. La coyuntura del Bicentenario nos puede permitir proponer a los dos candidatos, antes de realizar la segunda vuelta, que aprueben un “Acuerdo para impulsar el desarrollo y el sistema democrático en el Perú”, el cual puede contener las bases de un plan de gobierno redactado e impulsado por la sociedad civil. En los últimos días de marzo del presente año, destacados economistas como Alfredo Thorne, Diego Macera y Marianne Fay (exministro de Economía y Finanzas, gerente general del Instituto Peruano de Economía y directora del Banco Mundial para Bolivia, Chile, Ecuador y Perú, respectivamente), opinan en los medios de comunicación sobre estos temas, que podrían ser considerados y que señalamos a continuación. Tener en cuenta el bajo crecimiento económico, la ausencia de nuevos motores de la economía, nuevas fuente de crecimiento, plan de reactivación económica, reforma tributaria, aumentar la eficiencia del Estado, leyes laborales y exceso de burocracia. Una propuesta política seria podría reencaminarnos hacía un círculo virtuoso de inversión, crecimiento y reducción de la pobreza y la desigualdad. La informalidad y el bajo desarrollo son las dos caras de la misma moneda, esto de origina en una serie de obstáculos. También se debe considerar los costos notariales y los procesos judiciales así como la legislación laboral. El profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Católica de Arequipa agrega… que existe una gran demanda en un nuevo modelo del Estado. No es que haya un rechazo contundente al sistema económico, sino al sistema político y se pregunta… ”¿Tenemos instituciones políticas inclusivas?, ¿El Estado está al servicio del ciudadano? Con la pandemia y la cuarentena para atenuar el tema de salud, se estima que cerca de tres millones de peruanos han caído en la pobreza. Necesitamos iniciar una nueva etapa en la historia del país, recordando el Bicentenario. En el sector Construcción, Vivienda e Infraestructura, se necesita que el país avance en esta difícil etapa.

Images:

Categories:

Revistas

© PressReader. All rights reserved.