Células madre contra el VIH

2019-01-08T08:00:00.0000000Z

2019-01-08T08:00:00.0000000Z

Empresa Editora El Comercio

https://beta.peruquiosco.pe/article/281492164138499

Estudio

Un nuevo estudio y cinco personas hasta ahora ‘curadas' dan nuevas esperanzas para el final de la temida enfermedad. ¿Una luz al final del túnel? El tiempo lo dirá. Y aunque las posibilidades, por el momento, tienden a estar a favor, ‘doña prudencia' siempre es buena, pues decir que el VIH por fin tiene cura es un titular que puede rebasar las portadas de los periódicos por varios días. Lo que se tiene son datos alentadores. Cinco personas parecen haber erradicado el VIH de sus cuerpos. Es decir, presentaron un reservorio del virus indetectable en su sangre y tejidos tras ser sometidos a trasplantes de células madre procedentes de médula ósea. Incluso una de ellas ni siquiera muestra anticuerpos contra el virus — los que solo aparecerían si es que hubiera algún resto en su organismo—: ¡está limpia! La investigación, publicada en la revista del Colegio de Médicos Estadounidenses Annals of Internal Medicine, manifiesta además que los anticuerpos virales desaparecieron completamente en uno de los pacientes siete años después del trasplante, lo que otorga una pista de que el VIH podría haber sido eliminado de su cuerpo. ¿Se dio cuenta de la palabra clave? Sí, es transplante. No hay fuertes retrovirales: lo que se emplea es un tratamiento con células madre, algo que nos acerca a una realidad donde se puede combatir el VIH de forma efectiva, aunque aún esté en fase clínica. Y lo que se consigue con el transplante es erradicar los reservorios, que están formados por células infectadas del VIH que no pueden ser detectadas o curadas por las medicinas o el mismo sistema inmunitario del cuerpo. Son la causa de que los antirretrovirales no lleguen a curar la infección, sino que solo prevengan el desarrollo del sida. El estudio, presentado por María Salgado y Javier Martínez-Picado, muestra que sí se podría erradicar este reservorio mediante un tratamiento de trasplante de células madre. Sin embargo, los buenos resultados no quieren decir que los pacientes se hayan curado, sino que por el momento no se pueda detectar el reservorio viral. Nuevamente la prudencia. Toda esta investigación tiene como base el caso de Timothy Brown, un hombre con VIH que no presenta el virus en su sangre desde que, en 2008, fuera sometido a un trasplante de células madre para tratar una leucemia. Desde ese entonces, Brown, mejor conocido como “el paciente de Berlín”, dejó de tomar la medicación antirretroviral y actualmente es considerado la única persona en el mundo curada del VIH. En el caso de los cinco pacientes del estudio, seguirán en observación clínica para comprobar si, efectivamente, el virus ha sido eliminado de sus cuerpos. La esperanza es fuerte.

es-pe