Por los 50 años del XJ

2019-01-08T08:00:00.0000000Z

2019-01-08T08:00:00.0000000Z

Empresa Editora El Comercio

https://beta.peruquiosco.pe/article/281569473549827

Contenido

Jaguar celebra los 50 años de uno de sus vehículos más representativos, el XJ Existen autos que se transforman en leyendas, desde una camioneta todoterreno por haber enseñado a desafiar la tranquilidad de un desierto, hasta un auto de carreras por volverse sinónimo de velocidad insuperable en un circuito. El Jaguar XJ es leyenda por haberse convertido en un icónico modelo de la marca británica y por mantenerse firme como un gran y elegante sedán a lo largo de 50 años. Y como celebración por ese medio siglo de vida, Jaguar organizó un merecido y, a la vez, entretenido homenaje a su auto: una caravana desde Castle Bromwich, pasando por las instalaciones de Jaguar Classic, el Centro Bicester Heritage y los circuitos de carreras de Goodwood y Le Mans —lugares relevantes en la historia del modelo—, hasta el Salón del París, para recordar que, en esa misma exhibición, en el año 1968, se presentó el primer XJ. “La historia del Jaguar XJ es una historia de diseño, deseo y prestaciones, y durante más de 50 años se ha convertido en un verdadero gigante en el mundo de la automoción. Por lo tanto es justo que le rindamos un sincero homenaje de una forma tan especial”, señaló por ese entonces Ian Callum, directo de diseño de Jaguar. La caravana, que recorrió 839 kilómetros, mostró las ocho generaciones del XJ fabricadas desde 1968: desde el vehículo que empezó todo, el Serie 1, hasta el modelo más reciente, el XJ50 Special Edition, presentado a inicios de este año. Y entre esos ejemplares, desfilaron el XJ Serie II y el XJ Serie II Coupé de 1973, el XJ Serie III de 1979, el XJ XJ40 de 1986, el XJ X300 de 1994, el XJ X308 de 1997, el XJ X350 de 2003, el XJ X351 de 2009, y el XJR575 de 2017. La génesis de esta saga se dio con el fundador de Jaguar presente, Sir William Lyons, quien mostró su visión de lo que debía ser un gran sedán, un auto que transmita prestigio, manejabilidad y también la deportividad, por ejemplo, del E-Type. Efectivamente, el modelo presentado en el Salón de París fue una revelación de lujo, belleza, bastante equilibrio y altas prestaciones, destinado a convertirse en uno de los automóviles más famosos en la historia de las cuatro ruedas, tanto así que es una pieza elegida por significativos líderes empresariales, celebridades, políticos y también por la realeza. Y para mantener esa fama ganada, nació el XJ50 Special Edition —sí, 50 por el número de aniversario del modelo—, cuyo lenguaje de diseño implantado por Ian Callum permanece como el signo distintivo del auto. Por supuesto, tiene novedades, como los paragolpes, delantero y trasero, la parrilla frontal terminada en negro, sus llamativas llantas Venom de 20 pulgadas y los logos distintivos de la versión tanto en la parte trasera como en las rejillas laterales. El confort y lujo se manifiestan en su interior con la presencia de unos asientos acolchados de grano fino y un patrón de diamantes, reposacabezas con característico felino de la marca en relieve, pedales de metal brillantes, levas del cambio anodizadas, taloneras iluminadas con el distintivo ‘XJ50' y el grabado de las mismas letras en el reposabrazos central. Disponible en los colores Fuji White, Santorini Black, Loire Blue y Rosello Red, este gran sedán tiene bajo su capó un motor diesel V6 de 3.0 litros, que entrega una potencia de 300 caballos y un par máximo de 700 Nm a 2,000 revoluciones, asociado a una caja automática de ocho cambios. Con el lanzamiento de este Special Edition y la comitiva hacia París, la celebración por todo lo alto de los 50 años del coche insignia de Jaguar tuvo un significado especial para los fans: por un lado, está la nostalgia por todos los años que el modelo los viene acompañando, y, por el otro, está la expectativa por saber cómo será este auto en el futuro, aunque de hecho se presume que será extraordinario.

es-pe